Placas conmemorativas (Sustain Awards)

El vino y las celebraciones siempre han ido de la mano. No hay nada mejor para reconocer un momento importante que un buen brindis, y, ¿por qué no?, una placa conmemorativa que termine de inmortalizar el momento.

Teniendo en cuenta lo imprescindible de contar con el vino apropiado para celebrar un triunfo, un hito o un logro importante, no está en la naturaleza de los caldos perdurar en el tiempo.

Las placas conmemorativas sirven para recordarnos que los triunfos son inmortales, están ahí para que los logros no caigan en el olvido, incluso para animarnos en momentos de flaqueza. No hay nada mejor que recordar los logros del pasado para recuperar fuerzas.

Pero, en ocasiones, nos encontramos con que estas placas conmemorativas no se adaptan a las líneas estéticas actuales, o sencillamente tienen un aspecto algo barroco.

Sustain Awards tiene la misión de reinventar este tipo de producto. No solo a nivel estético, además lo hacen siguiendo las directrices del ecodiseño y reduciendo su huella medioambiental entre el 50 y el 80%.

Esta marca, que nace de la unión de Oiko Design Office y Amgifts, se caracteriza por diseños de calidad con líneas sencillas y limpias.

Así, a la hora de premiar, solo habrá que preocuparse de brindar.

Chin-chin.

Madame Bobalú 2015

20160703_143902

Tinto. 100% Bobal.

País: España

Bodega: Bodegas Volver

Zona de producción: D. O. Valencia (Valencia)

Grado alcohólico: 13,5%

Cata: La etiqueta de este vino es un horror, desde mi humilde opinión. Aunque puede que no tenga ni puñetera idea, prefiero cualquier ilustración clásica, incluso rancia, que tradicionalmente acompaña a las botellas, a diseños con aires de no sé muy bien qué narices qué, que bien podrían encajar en el catálogo de Mr. Wonderful. Dicho esto, iré a lo importante: el alcohol. No está mal, entra suave. He probado otros bobal que están más ricos, creo recordar, pero si me invitaran a una copa de este vino, no la rechazaría; si me apuntaran con una pistola, tampoco.

Lo mejor: Pitar al coche de delante en ese nanosegundo antes de arrancar en que el semáforo pasa de rojo a verde, para meterle prisa. Eres un cabrón / una cabrona. Jaja.

Precio: 4,5

Atrévete si te gusta: abrir latas de sardinas, confirmar al tendero que las vueltas están bien sin mirarlas, cortarte las uñas.

Puntuación: 7/ 10

Web del fabricante

I Tant Garnatxa Negra 2014

20160623_175353

Tinto. 100% Garnacha.

País: España

Bodega: I Tant Vins

Zona de producción: D. O. Montsant (Tarragona)

Grado alcohólico: 14,5%

Cata: Me reuní con unos amigos que hacía tiempo que no veía para celebrar Sant Joan. De camino a casa de uno de ellos, descubrí que justo al lado acababan de abrir una tienda de vinos. Decidí comprar alguna botella para celebrar el reencuentro. La primera que abrimos fue esta. Mi recomendación de bebedor es que si vas a probar varios caldos, empieces por el mejor, o el que creas que más vas a disfrutar, porque conforme avanzan los tragos los paladares no atienden a demasiadas razones. Desde la primera cata, advertí que este tinto es goloso, se comporta muy bien, con unos modales de primera. Es muy recomendable. En copa parada duró poco, la verdad, porque nos lo bebimos al instante; pero lo disfrutamos mucho. Además, la banda sonora que amenizó el convite animaba a empinar el codo con alegría, gracejo y desenfado. Repetiré. Montsant siempre en el recuerdo. I tant.

Lo mejor: En mitad de la noche, te ves obligado a levantarte al baño. Intentas evitarlo porque no hay nada en el mundo que te fastidie más en ese momento que no poder seguir durmiendo, pero has de hacerlo. Cumples el cometido rápido, a ciegas, sin abrir los ojos para intentar desvelarte lo más mínimo. Terminas, tiras de la cadena y vuelves a la cama. Todo bien. Pero, maldita sea, transcurridos los segundos de rigor que deberían devolver el silencio, la calma con la que volver al sueño, está ahí, persistente, el ruido de la cadena que no has acertado a colocar bien para que cierre el paso del agua. Maldita sea, vas a tener que volverte a levantar.

Precio: 7,5

Atrévete si te gusta: las mosquiteras, el cambio de divisas, las ferias de franquicias, levitar, los trabajadores que se montan detrás en el camión de la basura.

Puntuación: 8,5 / 10

Web del fabricante

Polkura Syrah 2012 & Amayna Syrah 2012

Tinto. 100% Syrah.

País: Chile

Bodega: Polkura y Garcés Silva, respectivamente.

Zona de producción: Valle del Colchagua y Valle de Leyda, respectivamente.

Grado alcohólico: 14,5% y 14%, respectivamente.

Cata: Mis suegros son unos experimentados bebedores, así que cuando me propusieron que les acompañara a una cata de vinos chilenos, mi hígado comenzó a dar palmas de alegría; sabía que esperaba destilar caldos de máxima categoría. Entramos en el establecimiento y el dueño nos saludó con honores. Se mostraba cariñoso, cercano, algo eufórico. Es de elogiar que hubiera encontrado su tono de buena mañana. Según comentó, había dirigido varias catas ya ese día. Las personas que saben celebrar desde el despertar merecen todos mis respetos. Me hacen sentir en casa. Tras unos cuantos intercambios verbales de cortesía y una copa de bienvenida, fuimos al tema en cuestión: los vinos chilenos -la tienda estaba especializada en alcoholes de este país-. Mientras el hombre nos relataba una conquista de los españoles años ha y señalaba distintos puntos en un mapa, al tiempo que explicaba con detalle las particularidades del clima y la orografía que hacían que el vino fuera espléndido, yo solo rezaba por que rellenara mi copa otra vez; porque mi mirada estaba fija, obsesionada con el líquido que provenía de esas botellas. Estaba abducido, maravillado, extasiado. Mi cabeza imaginaba decirle: “por favor, dame el pimple, que ya me sirvo yo”. Pero no, pese a las circunstancias, guardé la compostura. Y es que, precisamente, lo negativo de las catas es que no las diriges tú y no puedes coger la botella y vaciarla en tu copa. Hay un ritmo, unas pautas, unos códigos establecidos que debes respetar. Por suerte, mi suegro se apiadó de mí y, cuando nos despedíamos, me regaló una de las botellas que probamos. Gracias. Menos mal. A partir de entonces, llevo tatuado ‘Vinos de Chile’ en la frente y solo respondo a ese nombre.

Lo mejor: Cuando ves a alguien rascar la suela del zapato con el bordillo porque ha pisado un excremento. Cuando tú eres ese alguien y los demás te miran y se ríen porque has pisado un excremento.

Precio: 20

Atrévete si te gusta: el poliexpán, las cortinas de humo, el sonido de las olas al ahogar a una persona, los puentes sobre el río Kwai, la marca que deja la aceitera en el papel de periódico.

Puntuación: 9,2 / 10

Web del fabricante 1

Web del fabricante 2

La bota de vino de Gabriel y Vencerás

BOTA VINO

Inauguramos la sección de ‘El mundo del vino’ con una simpática propuesta. El grupo musical Gabriel y Vencerás ha diseñado una bota con su nombre para acompañar el lanzamiento de su tercer disco, ‘Juegos Mediterráneos’, que será publicado en septiembre. Se trata de la clásica bota de vino, de 1 litro de capacidad, recubierta de piel; un accesorio muy útil para todos los amantes de la bebida, que podrán llevar consigo su preciado tesoro a cualquier lugar. Este utensilio está especialmente fabricado para que el vino mantenga todas sus propiedades organolépticas. No lo dudes, con tu bota, hasta el fin del mundo.

A continuación, algunas indicaciones sobre cómo beber de ella. Primero, agarrar con firmeza la parte alta con la mano izquierda, al mismo tiempo, abrir la tapa del brocal con la derecha y coger la bota por la parte baja o culo. Es recomendable abrir el brocal por la parte superior hacia la boca mientras que, con los brazos algo flexionados, se levanta e inclina la bota y se aprieta ligeramente su parte inferior. Más adelante, con la práctica, se pueden estirar los brazos para hacer el chorro de líquido más largo. Para finalizar el trago, realizar los pasos a la inversa: volver a acercar la bota a la boca, relajar la presión en el culo y girar y bajar la bota.

Estas instrucciones han sido redactadas con la ayuda de wikipedia.

Si estás interesado en conseguir una bota, puedes escribir a hermanossegundos@gmail.com.

Para despedir, dejamos algunas instantáneas.

BOTA EN ARBOL 2
BOTA ARBOL

 

La Traca Bobal 2015

La Traca 1

Tinto. 100% Bobal.

País: España

Bodega: Risky Grapes

Zona de producción: D. O. Valencia (Valencia)

Grado alcohólico: 13,5%

Cata: La primera vez que compré este vino lo hice por la etiqueta. En general, las ilustraciones de los que venden en el supermercado son, por decirlo de alguna manera, anodinas, y esta me invitó a pensar que podría haber algo más allá. No tenía ni idea de a qué diantres sabría, pero es una táctica que puede funcionar en ocasiones, de la misma forma que comprar un disco por la portada. Una vez en casa, ya con el primer trago, estaba claro que había sido un acierto en el centro de la diana. Es un vino de categoría que entra solo, sin avisar; suave, afrutado, te deja a gusto y con ganas de más. Si lo pruebas, repetirás el gesto de empinar el codo una y otra vez hasta acabar la botella. Es sencillo. A continuación, volverás al supermercado a por más La Traca. Y es que, precisamente, eso es lo más peligroso: es un lujo a un precio asequible. Es complicado no querer beber La Traca a diario. Todo el rato.

Lo mejor: Estás en un grupo de gente, algunos son más conocidos que otros. La conversación fluye cuando de repente te das cuenta de que llevas la bragueta abierta. Maldita sea. Intentas recomponerte, improvisar algún gesto que parezca fortuito para subir la cremallera y que todo vuelva a su sitio. Pero no hace falta que hagas nada porque todos se han dado cuenta, aunque son demasiado educados como para decírtelo y dejarte en evidencia.

Precio: 4

Atrévete si te gusta: sentir que alguien te sigue por la calle, la gota fría, que te revisen el gas, el negro sobre blanco, las llamadas perdidas.

Puntuación: 8,5 / 10

Web del fabricante

Acústic Celler 2012

Acústic

Tinto. Garnacha y Cariñena.

País: España

Bodega: Acústic Celler

Zona de producción: D. O. Montsant (Tarragona)

Grado alcohólico: 14,5%

Cata: Y el gran día llegó. Después de un sinfín de descorches, de brindis y de viajes al contenedor de reciclaje, tras un largo peregrinaje por bares y restaurantes de todo pelaje, de gargantas regadas en cruentas batallas, de bromas ligeras y pesadas azuzadas por el bebercio, de juramentos de amistad incondicional, de un largo etcétera. El momento en que semejante dedicación, pasión y respeto por el vino tuvo su recompensa: este caldo de máxima categoría que me hizo saltar las lágrimas de emoción. Llegó a mi copa como segundón, después de un Rioja elegante y con cuerpo, pero que ante cualquier comparación saldría lastrado, humillado, vapuleado. Este Montsant es sensacional, entra más que solo, con un carácter único y unos taninos maravillosos, muy especiales, de los que gusta conocer. Excelentes en boca, paladar, garganta y estómago, alegran el ojo con suma gracia. Lujo mediterráneo. Repetiré, si puedo, cada día.

Lo mejor: Ese momento inevitable por el que todo el que lleva gafas pasa, cuando el protocolo obliga a dar dos besos a otra persona que también las lleva. Sabes que vuestras lentes van a chocar, que cuando los rostros se acerquen, de repente, una montura impactará contra la otra produciendo un chasquido. Lo quieres evitar, e intentas contactar con la mejilla de la otra persona de refilón, haciendo un movimiento de cuello ridículo. Pero estás perdido, es algo de lo que no puedes escapar. Al final, quedas como un maldito raro y vuestras gafas han chocado igualmente.

Precio: 12

Atrévete si te gusta: acelerar antes de la curva, mirar al infinito, el papel de cocina, ir en bici pero ‘de tranquis’ y que un tapón de coches te siga cabreado sin poderte adelantar porque solo hay un carril, la televisión de plasma.

Puntuación: 9 / 10

Web del fabricante